*
*
*
*
*
*
*

 

 

FLOR DE PRIMAVERA

 Veintiuno de marzo, llega la primavera

Y tu llegaste al mundo, tras nueve meses de espera.

Tuviste una vida plena, de alegría y sin sabores

Amada por los tuyos y con muchas preocupaciones.

Una vida como tantas, mucho no puedo decir de ella

La distancia a la que estábamos, hizo que apenas te conociera.

Pero eso no era obstáculo para que yo te quisiera

Y que al marcharte del todo mi corazón se partiera.

Recuerdo con nostalgia, cuando yo era muy pequeña,

Que me gustaba el que tu me lavaras la cabeza.

Recuerdo en tu cara una sonrisa tierna

Me inspiraba dulzura tu mirada serena.

Ya no estás con nosotros y mi pecho de pena se llena

Pero te recordaré siempre, pues mi corazón te lleva.

TEBAS -14-2-2005

 

Despedida

 

¡Noche Buena!...¡Navidad!

 Decidiste reunirnos en una fecha tan señalada

Quizás cansada de estar sola, de los tuyos alejada

Harta de sufrir en silencio tus penas

Quisiste dejarnos una Noche Buena.

 ¡Quien me lo iba a decir!, no me lo esperaba

Cuando suena el teléfono y contesto a la llamada

Cuando el día anterior la esperanza era buena

Que mi corazón se llenaría de amargura y de pena.

¡Camino Cáceres!

 El mismo que recorro cuando TEBAS, me llama

El mismo que llena de alegría el alma

Esta vez..., un nudo ahoga mi garganta

Tú nos recibirías pero ya no estabas.

 Tus hijos, tus sobrinas, tus primas, tus hermanas,

Sin darnos cuenta siquiera a tu lado La Navidad se pasaba

A nadie se nos ocurriría el felicitarnos La Pascua

No era un día de felicitación, si no de dolor y desgracia.

¡Tu hija te esperaba!

Dormida para siempre allí te quedabas

Terminó el sufrimiento que tu pecho llenaba

Ya no habrá más dolor que inunde tu alma

Nos reuniste a todos en una Navidad triste y desconsolada.

                                                        -Tu Sobrina, TEBAS-

                                26 Diciembre 2004

 

 

 

Rosa Extremeña

 

Se fue la rosa, inspiración del poeta

y nos llenó a todos una profunda tristeza

te llevó aquella enfermedad maldita

que siega vidas y destroza familias.

 

Escribiendo los versos que a su mente le llegan

se inspira en el recuerdo de su rosa extremeña

para ti fueron escritas sus más lindas poesías

todas llenas de amor y una dulzura infinita.

 

Nadie se va del todo si se le recuerda

y en nuestro pensamiento tu alma navega

los que quedamos aquí ninguno te olvida

siempre estarás presente en el corazón de tu familia.

                                                                        Tebas Febrero 2005

 

A ESA MADRE

 

A esa Madre que tengo en el cielo

En la que tanto confío y a la que tanto quiero.

A esa Madre de dulce carita

Que llena mi alma de paz infinita.

A esa Madre con su niño y su pera

Que vive solita, allá en la rivera.

A esa Madre tierna y bondadosa

De quien llevo su nombre orgullosa.

A esa Madre que yo nunca olvido

No me olvides Madre, yo, te necesito.

-TEBAS-

¡Hola Madre!

Hoy he venido a estar a tu lado

A acompañarte el día en que tu fiesta celebramos

Y aunque ya no vivo aquí nunca olvido

Que el último domingo de Mayo tengo una cita contigo.

 

Mi madre me enseñó  a quererte

A tenerte en mi corazón siempre presente

Hoy que soy madre a mis hijos yo enseño

 A que sientan por Ti lo mismo que yo siento.

 

A tu lado se respira Paz

Me envuelves con un velo de tranquilidad

Una inmensa bondad refleja tu cara

Que a mí me hace sentir alegría en el alma.

 

El pueblo de Humanes te adora

Y con cariño te llama Virgen de las Mozas

Las niñas, en procesión, marchan contentas

Flores en sus manos llevan para tu ofrenda.

 

Cuida de nosotros, Madre yo te pido

No te olvides de mí que yo nunca te olvido

Desde el cielo guíame, y ten siempre presente

A los que no viven aquí y te llevan en su mente

               TEBAS GODINO  MAYO 2003

MI PUEBLO

En la alta Extremadura,

Al terminar una sierra

Y comenzar la llanura

Que va a morir en el Tajo

Se erige semiescondido

El pueblo que fue mi cuna.

  Si a él quieres llegar,

Toma nota, pues rutas te voy a dar.

Carretera nacional

Número seiscientos treinta;

Kilómetros: treinta y tres,

Contados desde Plasencia.

  Desde Cáceres cincuenta,

Al Puerto de los Castaños,

Donde justamente empieza

El camino vecinal

Que te llevará a: “Las Casas”

A Las CASAS DE MILLÁN.

  También hay ferrocarril,

De rango internacional

Puesto que nace en Madrid

Y muere en Portugal.

  Y toma por referencia

Que atraviesa la llanura

Madrileña, Toledana

Y también de Extremadura,

Hasta llegar al la sierra

Donde mi pueblo comienza.

  Y para que el tren pasara

Hicieron un agujero,

¡un túnel!, después otro

muy cerquita del primero.

  Atravesada la sierra

Por esos dos agujeros

¡Como si faltara tiempo!

El convoy a todo gas,

Se lanza hacia mi pueblo.

  Pero hay trenes que no paran,

En la estación de mi pueblo

¡Que digo!, no es estación

Pues la hicieron apeadero.

  El mejor camino escoge

Y vete a mi pueblo luego.

Seguro que cuando llegues

Te llamaran forastero.

  Mas, no temas; que si fama

De guasón y tomapelo

Los hijos de allí tenemos

Nadie quedose sin cama

Ni hubo de dormir en suelo.

  Tal vez te preguntarás:

¿Qué encontraré en ese pueblo?

Pues tiene: su Ayuntamiento.

Una iglesia con un retablo muy viejo;

Una ermita allá a lo lejos

Con la Virgen que es patrona del pueblo.

  El Calvario, que restauró Don Modesto.

Otras ermitas con santos

A quien todos mis paisanos

Les tiene un gran aprecio.

  Tiene escuelas con maestros

Tiene alcalde,

Tiene cura

Tiene medico

Tiene....¡lo que cualquier otro pueblo!

  Si vas, ya me contarás.

Te desafió. Te reto.

Harás como los demás.

Seguro que volverás

A ese pequeño pueblo.

  Que sin grandes pretensiones

Y sin grandes monumentos,

Acoge a todo el que va

Y le trata con esmero.

  Para que cuando se marche

Se lleve en el pensamiento

Un buen recuerdo, de ese pueblo

De la Alta Extremadura

Que escondida tras la sierra,

A mi, al nacer, me dio cuna.

 

                 -DIONISIO MARTÍN-

 

QUE TE IBAS A CASAR

Que te ibas a casar             
me anunciaste, hace tiempo
Un pajarito, más tarde,
me confiaba un secreto:

que anunciarme tu boda
con ilusión y contento,
tu corazón me pedía
que compusiese unos versos

dedicados para ti
a regalarlos vengo.
Y si los quieres oír,
estoy a punto y dispuesto

si el público , aquí presente,
decide estarse callado
dos minutos y, en silencio,
escuchar atentamente.          
                      
Una mañana otoñal, ,
en la iglesia de tu pueblo,
a la vera del altar,
al que acudes hoy de nuevo,

prometí que asumiría
tu protección y sustento,
si a tus padres decidía
Dios llevárselos al Cielo.

 

La niña se ha transformado
en una hermosa mujer.
Mujer que se ha enamorado
y entregado su querer

al hombre con quién su vida
compartir ha decidió,
para ser por él querida
y es, desde hoy, su marido.

De mí no has necesitado
porque aquellos que te dieron
todo su amor y su vida
junto a ti siempre estuvieron.

Razón por la cual comprendo
que tú te sientas dichosa
y ellos felices teniendo
la gratitud de su Rosa.

Mas de ahora en adelante
has de dedicar tu vida
a tu esposo. Se su amante.
¡ Vive con él siempre unida!.

comparte con tu marido
gozos, cuitas y desvelos.
Si le hallas afligido,
sé tú  su  mejor consuelo.

No pretendo dar consejos
ni aburriros con sermones:
¡Ojalá! lleguéis muy lejos
y alcancéis las ilusiones

unidos; y por bandera
con alegría ondead
vuestra mejor compañera;
se llama: Felicidad.

 

Dionisio Martín

 

A Lucas

 Mi niño se llama Lucas, es moreno y muy guapito está un poco delgadito, pero que se le va a hacer. Su mamá le quiere mucho y le da muchos besitos, también le canta canciones, que él enseguida aprende.

 Y le gusta mucho el fútbol (señor) y también los toritos (que horror), y por eso en Humanes le han hecho “ Olegarito”.

Atención que mi Lucas tiene madrina, que es su tía Rosa Mari, y ole con ole, que es cosa fina. Todos le quieren mucho, que lo sé yo,

 Sus abuelos, sus tíos, sus papas, si señor y si no te lo crees, anda moreno, pregúntalo.

A la vuelta de seis años, mi Lucas tiene una hermana, y la llamamos Natalia, mi niñita es un bombón.

Cuando Lucas la vio en casa, enseguida le explicó, este es papi, esta es mami, yo soy tu hermano mayor, aquí está también la abuela, a la que decimos Abu, y para que estés contenta yo te traigo estos regalos.

A mi Lucas le encanta ver bañar a Natalia, y le gusta también, ole con ole, ver como mama, Natalia al tercer día a Lucas sonrío, y yo cuando los miro, me sonríe el corazón, son dos regalos del cielo con los que Dios a mi me premió.

                                    -Tebas-

 

A NATALIA

 

Una otoñal mañana se ha caído

Por un hueco en el cielo un angelito

Con mis brazos abiertos le recibo

Prometo cuidarte con mucho amor

 

Natalia, Natalia, Natalia

Que  cara más linda tienes

Natalia, Natalia, Natalia

Como te vamos a querer.

Tus papis te quieren,

Tu hermano te adora

Y con esas sonrisota

Quien no te va a querer.

 

Un poco seria es mi muchachita

Y es que eso le viene de familia

Pero en cuanto ve a Lucas, su carita

Dibuja una sonrisa angelical.

                 -Tebas-

PARA ALICIA

 

Otra vez y en el otoño

La historia se repitió

Del cielo ha bajado un ángel

Y en buenas manos cayó

 

Aquí estoy me llamo Alicia

A este mundo vengo yo

Necesito que me quieras

Con sonrisas pago yo.

 

A todos nos has llenado

De alegría el corazón

Tus papas te quieren mucho

Y tus primos mogollón

Tus abuelos están llenos

De una dulce sensación

A tus tías tienes locas

Rodeada estás de amor.

                      -Tebas-

A MIS HIJOS

 

Hay un jardín en mi pecho

Muy cerca del corazón

En el que nació un clavel

Al que cuidé con amor

El clavel se sentía solo

Y pedía con tesón

Otra flor que le acompañe

Y sentirse protector.

 

Ya no quiero yo estar solo

Y le pido a Papa Dios

Otra flor que me acompañe

Y sentirme protector.

 

Tanta era su insistencia

Que el jardinero lo oyó

Al clavel complacería

Y una semilla sembró.

Nueve meses le ha costado

Madurar a esa flor

De la semilla sembrada

Una rosita nació.

 

Que contento está el clavel

Ya tiene lo que quería

La rosita es la más linda

Que el habia visto en la vida

 

Nunca más estará solo

El clavel con su rosita

Mi jardín ya está completo

El jardinero lo cuida.

         -Tebas-

 

 

 

VOLVER A MENÚ PRINCIPAL